jueves, 28 de febrero de 2013

EDUCACIÓN VIAL



Aprendemos Educación Vial. Para ello hemos echo nuestro propio circuito en clase en el que nos lo pasamos pipa!!!










"Aprendemos a cruzar el paso de peatones"


* El cruce seguro
En esta actividad se presenta al semáforo y al semáforo peatonal como organizadores de la circulación, resguardo de la seguridad del peatón y los conductores.


EL CRUCE SEGURO
Resumen
En el sistema de tránsito conviven peatones y conductores de vehículos de distinta índole, como camiones, colectivos, coches, motos, ciclomotores y bicicletas. Como peatón, respetar las normas de tránsito es la mejor manera de cuidarnos a nosotros mismos y a los demás, mejorando la convivencia en las calles.
Es muy importante que en el Nivel Inicial se trabaje con los niños la necesidad de respetar las normas de tránsito, como una manera de cuidar nuestra vida y la de los demás. En esta actividad, se presenta al semáforo y al semáforo peatonal como organizadores de la circulación, resguardo de la seguridad del peatón y los conductores.
Objetivos
* Reconocer la importancia de las normas de tránsito como organizadoras de la circulación vial.
* Conocer el significado de los colores del semáforo –y su ubicación– para una circulación segura. Conocer los riesgos a los que están expuestos los peatones ante el cruce incorrecto de calles.
Núcleos de Aprendizajes Prioritarios
* Conocimiento de hábitos y conductas relacionados con el cuidado de la seguridad personal y la de los otros.
* Iniciación en el conocimiento y respeto de las normas.
Descripción
Primera etapa
Indague entre sus alumnos qué saben sobre el cruce de calles, si los dejan cruzar solos o si siempre lo hacen acompañados.
Según las respuestas que obtenga, haga hincapié en la importancia de cruzar siempre con un adulto y por la senda peatonal o esquina, mirando hacia los dos lados antes de hacerlo. Explíqueles que debemos cruzar siempre por las esquinas y que cruzar la calle a mitad de cuadra es peligroso, ya que los automovilistas pueden sorprenderse porque no esperan el cruce de un peatón allí.
Si realizan alguna salida educativa puede pedir a los niños que observen cómo se comportan las personas en la vía pública, cómo cruzan la calle y si reconocen algunas señales de tránsito.
Segunda etapa
Una vez que hayan trabajado acerca de la importancia de cruzar la calle junto a un adulto y por la esquina, introduzca el semáforo como indicador de cruce y organizador de la circulación vial.
Es muy importante que a través del trabajo con el significado de los colores del semáforo y del semáforo peatonal, los niños conozcan la ubicación de cada color. Esto se señala no sólo por los casos de daltonismo, sino porque, además, en algunos semáforos los colores son distintos: por ejemplo, en el semáforo peatonal la luz de avance puede ser de color verde o blanco.


 * En el auto de papá…
Que se atienda al uso de dispositivos de seguridad como comportamiento habitual y actitud preventiva es el objetivo de esta actividad, que contribuye a la formación de hábitos de seguridad y responsabilidad.
EN EL AUTO DE PAPA
Resumen
La educación del transeúnte, como parte de diversos ejes transversales, implica el aprendizaje de actitudes y comportamientos seguros para la prevención de accidentes, y para el cuidado del bienestar propio y ajeno en la vía pública.
Atender al uso de dispositivos de seguridad como comportamiento habitual y actitud preventiva es el objetivo de esta actividad, y contribuye a la formación de hábitos de seguridad y responsabilidad.
Objetivos
Que los niños logren:
* Reconocer los dispositivos de seguridad como elementos para el cuidado de la salud, propia y ajena.
* Comprender que el uso del cinturón de seguridad, y que los niños se ubiquen en la parte trasera del coche, son medidas que se toman para prevenir accidentes.
Núcleos de Aprendizajes Prioritarios
* Conocimiento de hábitos y conductas relacionados con el cuidado de la seguridad personal y la de los otros.
Descripción
Primera etapa
-Solicite a los padres de los niños que envíen al jardín imágenes de diarios y revistas que muestren situaciones en la que se vean reflejadas conductas correctas e incorrectas en relación con los dispositivos de seguridad de los coches. Por ejemplo: imágenes donde se muestre a todos los ocupantes de un coche con el cinturón de seguridad puesto, otras en la que sólo los ocupantes de adelante lo lleven, niños parados en el asiento trasero, etcétera.
A partir de la lectura de estas imágenes podrá establecer, mediante el diálogo con los niños, cuáles son las situaciones correctas y cuáles las incorrectas.
A partir de ese reconocimiento podrán comenzar a trabajar el uso el cinturón de seguridad y la ubicación de los niños en la parte de atrás del vehículo como dispositivo y comportamiento que ayuda a prevenir daños y a cuidar nuestra salud.
El común de la gente tiene la sensación de que la zona trasera del vehículo es la más protegida y por ende que el uso del cinturón de seguridad no es necesario en esa zona. 
Es común que los niños, si no tienen puesto el cinturón de seguridad, se ubiquen parados entre medio de los dos asientos delanteros. En la dinámica de un choque frontal los pasajeros traseros serán eyectados con violencia hacia adelante, comportándose como un objeto muy contundente suelto.
Es importante que oriente a los niños para que reflexionen sobre su propio comportamiento y el de su familia. Asimismo, es fundamental que comprendan que el uso de estos elementos es necesario para cuidarse a sí mismos y a los demás.



(Actividades de Pavicei's weblog)



Aquí tenéis un par de páginas con juegos para los peques:


UNOS DIBUS PARA COLOREAR...








 
 

viernes, 15 de febrero de 2013

TDAH (Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad)




TDAH: Definición

El TDAH (Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad) es un trastorno en el que intervienen tanto factores genéticos como ambientales. El TDAH es un trastorno de conducta que aparece en la infancia, y que se suele empezar a diagnosticar en torno a los 7 años de edad aunque en algunos casos este diagnostico se puede realizar de una manera más precoz. Se manifiesta como un aumento de la actividad física, impulsividad y dificultad para mantener la atención en una actividad durante un periodo de tiempo continuado. Además de esto hay niños en los que se observan a su vez problemas de autoestima debidos a los síntomas propios del TDAH y que los padres no suelen asociar a dicho trastorno. A su vez, el TDAH se puede asociar con frecuencia a otros problemas, y  sus consecuencias se aprecian en distintos ambientes de la vida del niño, no solo el escolar, sino que también afecta en gran medida a las relaciones interpersonales tanto con la familia, como con otros niños y con sus educadores, siendo estas interrelaciones clave en el desarrollo del niño.



Síntomas del TDAH

 Es posible que todos nosotros presentemos en algún momentosíntomas similares a los del TDAH, sin que tenga mayor importancia ni quiera decir que deba ser diagnosticado. Los especialistas sólo diagnostican a un paciente de TDAH cuando son muchos los síntomas de TDAH, estos se presentan frecuentemente, aparecen en distintos ambientes (es decir, no sólo en casa o sólo en el colegio) y no son pasajeros, sino que se vienen arrastrando desde la primera infancia aunque haya alguna excepción en la que se tarde más en detectar. Además, es necesario que estossíntomas de TDAH causen de manera evidente problemas en el funcionamiento social, académico u ocupacional.

Síntomas de TDAH con hiperactividad-impulsividad:
• Presenta inquietud, el niño se mueve en el asiento y les cuesta estar en clase en su pupitre

• Se levanta cuando debería estar sentado 

• Corre y salta en situaciones inapropiadas especialmente en lugares en los que debe esperar

 Tiene dificultad para jugar tranquilamente 
• Excitado a menudo, "como una moto" 
• Habla excesivamente y también lo hace en situaciones que no debe
• Responde antes de que finalice la pregunta  
• Tiene dificultad para guardar el turno en actividades de grupo  
• Interrumpe a otros en los juegos, conversaciones, etc  
  
Síntomas de TDAH con falta de atención:

• No atiende a los detalles, comete errores  

• tiene dificultad para mantener la atención en las actividades que está realizando

• Parece que no escucha “ensimismamiento”

• No sigue instrucciones, no termina las tareas  
• Tiene dificultad para organizarse 
• Evita tareas que requieren esfuerzo de concentración continuado 
• Olvida y pierde cosas necesarias para su actividad 
 Se distrae fácilmente con estímulos externos
• Se olvida de las tareas diarias


Además debemos de tener en cuenta que se pueden presentar síntomas de TDAH combinado, es decir, de hiperactividad-impulsividad y de falta de atención. En resumen, los síntomas de TDAH tienen que ser múltiples, en diversos ámbitos y que supongan una pérdida de funcionalidad de la persona para que se pueda realizar un diagnóstico de TDAH.

Más información en http://www.trastornohiperactividad.com


 




PAJARITO CON EL PIE





Éste pajarito le vi en internet y me gustó tanto que hoy le hemos hecho nosotros y a quedado así de chulo!! Les a gustado mucho pintarse los pies, "¡que cosquillas nos hacía!"

MANDALAS DEL INVIERNO




Pintamos los mandalas de azul del frío del invierno...

Les plastificamos para mayor dureza...

(Le echamos un poco de purpurina azul)


Con un ganchito de encuadernar de latón hacemos un agujero en medio y por detrás le enganchamos a una pajita y......LISTO PARA DAR VUELTAS!!!!


viernes, 1 de febrero de 2013

CANCIÓN DE LA CIGÜEÑA





CON SU PICO LARGO
Y SUS ALAS BLANCAS
SSHHHH....
SUEÑA, SUEÑA LA CIGÜEÑA...
¡¡¡ARIBAAAAA!!!!
VUELA, VUELA,
SIN PARAR
LLEVA UNA CESTITA
Y NO LLEVA PAN
LLEVA UN BEBECITO
NO PARA DE LLORAR
¡¡A SALTAR,
A JUGAR,
CIGÜEÑA DESPIERTA YA,
CIGÜEÑA DESPIERTA YA!!
                                             (Sandra Moreno)



Aquí os dejo una canción de mi compañera que se la da fenomenal ésto de inventarse canciones, jeje
Se dice a los niños que se tumben a dormir y se empieza cantando suave...
Cuando decimos ¡¡Arribaaa!! se sube el tono, que se levanten todos y se va gesticulando la canción.
¡¡A saltar!! que se pongan a saltar!!!


LA IMPORTANCIA DE OBEDECER


Los niños desobedecen las órdenes de los adultos con cierta frecuencia. Es su forma de descubrir dónde están los límites, de retarnos y de demostrar que ellos también tienen su carácter y quieren mandar. El típico castigo “te quedas sin” no funciona con unos pequeños que están saturados de objetos con los que entretenerse de tal forma que si retiramos uno, siempre van a poder acudir a otro. ¿Qué podemos hacer entonces?
Castigos en su justa medida
Los especialistas señalan que castigar a un niño es contraproducente, daña su autoestima, produce tensión y afianza las conductas del pequeño. Pero es necesario “educarles en la realidad”, de tal forma que comprenda que, si se portan mal, su actuación tiene consecuencias. Reprenderles y sancionarles no sería negativo siempre que se tuvieran en cuenta estas premisas:
- Para que un castigo sea educativo debemos explicar a nuestro hijo, sin gritos ni aspavientos y con calma, por qué su conducta ha sido incorrecta e instarle a corregirla.
- Debe conocer de antemano los límites que no puede sobrepasar y el castigo que recibirá si lo hace para sopesar si le merece la pena saltarse las normas.
- El castigo debe ser inmediato, proporcional, equilibrado y coherente a la edad, al grado de madurez y al tipo de falta cometida.
- No uses restricciones absolutas como “te quedas sin paga para siempre” y castiga con coherencia. Es imposible que se pase una semana sin ver la tele, prohíbele disfrutar de su serie favorita un par de días.
- Las amenazas continuas y los avisos hacen que el castigo pierda eficacia. Dale tres advertencias, no más.
- No le perdones el castigo así como así y, de hacerlo, explícale por qué lo has hecho. Si has pagado un enfado tuyo con él y le has sido demasiado severa, pídele disculpas, explícaselo y rectifica.
- No uses sus necesidades básicas para castigarle; ni su descanso, ni su alimentación, ni los deportes que practique.
- No le grites ni compares con otros niños, menos con sus hermanos.
- Si intenta abrazarte, darte un beso o decirte que te quiere para reparar el daño hecho, no le rechacespues podría sentirse dolido.
Anímale cuando actúa bien, reforzando ese comportamiento, prestándole atención cuando obedezca y tenga buena actitud y comentándole que esa es la forma como debe comportarse.
Asesoramiento: Mª Luisa Ferrerós, psicóloga y autora del libro ¡Castigado! ¿Es necesario?
(Laura Jimenez)


Aquí tenéis un libro que os puede servir de ayuda.